My First Trip to Brazil

by Nelson Pinzon Rojas
(Jamundí, Valle, Colombia)

<I>*A lovely granpa visits his granddaughter</I>

*A lovely granpa visits his granddaughter

Editor's note: The original article was written in Spanish.
To translate these 1000 words as a volunteer, please, click here! ;o)



Con el deseo de conocer a mi nieta nacida en Piracicaba, Brasil, en Diciembre 15 de 1983 emprendí viaje desde Palmira hacia Riberao Preto donde estaban viviendo.

En avión viajé hasta Leticia. Ahí me quedé tres días conociendo el hermoso río Amazonas, el más largo y caudaloso del mundo. Y Tabatinga, con Leticia, son un par de ciudades increíbles. Con un buen movimiento de puertos fluviales, tienen calles limpias, buenos edificios, totalmente pavimentadas y con habitantes muy amables.

El río allí es inmenso. Con razón se le llama el Riomar. La fauna y la flora son únicas. Notorios los Caimanes Negros, los Delfines Rosados y las Anacondas. En el zoológico de Leticia conocí una Anaconda que debía medir, por lo menos, veinte metros. Había también una Pantera Negra y un Jaguar, ambos fascinantes. Y conocí la Victoria Regia con sus hojas de tres metros y una flor blanca hermosa, de 40 centímetros de diámetro.

Tomé un vuelo Tabatinga-Manaus aunque hubiera preferido hacer el viaje por río. En Manaos le hice el primer obsequio a mis ojos: Una garota hermosísima, con muy poca ropa y una amplia sonrisa.

La bahía que forma el río Negro al entrar al Amazonas es impresionante. Se diferencia bien el color negro de las aguas de uno y el amarillo del otro. Y las casas de la ribera protegidas con rejas de hierro hechas en varillas de una pulgada de grueso.

Hay que recordar que en la época de la bonanza del caucho ahí se manejaban intereses grandísimos y era visitada la ciudad por los filibusteros.

Como vestigios de su grandeza anterior, se veían enormes mansiones lujosamente edificadas, una sola en una manzana.

Por ser temporada alta, fue imposible conseguir pasaje aéreo. Entonces tuve la suerte de hacer el viaje por tierra. En ese tiempo estaba en construcción la célebre Carretera Marginal de la Selva (Guapos los brasileros para construir carreteras. Hacen cuatro carriles de una vez). Tuvimos que cruzar varios ríos en un tipo de Ferry primitivo.

Porto Velho es un puerto fluvial hermoso y limpio. Su gente, muy amable, lo hace sentir a uno como en casa. Estuvimos cuatro horas descansando y aproveché para admirar sus calles muy limpias y edificios suntuosos, bellos parques. Predominaban las palmeras.



En Mato Grosso do Sul encontré la primera zona montañosa. Pero montes pequeños, no como nuestras cordilleras. Me comentaron que ahí habían encontrado gemas muy bellas.

Presidente Prudente fue una ciudad que me encantó. Sus construcciones eran uniformes. La limpieza, como en las demás ciudades, era notoria. Allí pude apreciar un fenómeno desconocido en la zona tórrida. El sol, a las siete de la noche, está alto en el cielo. Esto casi me cuesta la pérdida del bus en que viajaba!

Nos dieron cuatro horas de descanso mientras reiniciaba viaje. Me fui a conocer. En una tienda pedí una cerveza. Era el 24 de Diciembre. Unos señores me invitaron a su mesa. Con mi pobre conocimiento del Portugués y lo poco que sabían ellos de Español, más el idioma universal de las señas, resultamos entendiéndonos perfectamente.

De pronto uno de ellos me dijo que recordaba que yo debía salir a las siete. Le contesté que sí pero el sol estaba muy alto para ser más de las cinco. Me mostró su reloj marcando las siete en punto. Uno de los contertulios me llevó en su carro y llegamos exactamente cuando el bus salía.

A las 5:30 de la mañana del 25 llegué a Riberao Preto. Hermosa y gran ciudad. Amplias avenidas y parques acogedores. Gente muy amable, como en todo el país. Ese parece ser un común denominador allá.

Mi hija, su esposo y esa preciosa criatura a quien, por equivocación, bautizaron Martha Elena. Un nombre más apropiado hubiera sido Terremoto, Dinamita, TNT o algo por el estilo. Divina pero ....inquieta? Póngale. Mientras yo miraba televisión, y porque tosí una vez, trajo Vick Vaporub y me embadurnó la cara, el pelo, la ropa, etc.

Como su mamá la regañara por tener todo untado al abuelo, trajo una toalla bien húmeda y me empapó todo. Qué criaturita. Pero muy linda. Quería estar en todo.

La ciudad es bien grande, con muy buenas vías de comunicación, hermosas calles y avenidas. Su gente encantadora. Las mujeres preciosas. No sé si será impresión pero se me ocurre que todas se parecen. Su óvalo facial es perfecto y casi único. Ojos muy expresivos y caminan cadenciosamente. Son una pintura. Si había feas, creo que las escondieron. Y su amabilidad me dejó aterrado. Tú pides una dirección y te llevan hasta ella. Se preocupan ante tu incapacidad de entender su idioma.

Un vecino nos invitó a su Facendita. Una pequeña propiedad de sólo veinte mil hectáreas.

Y qué tal la afición por el Fútbol. Hasta tienen dos señores estadios. Yo vivía en un conjunto residencial llamado A morada dos deuses, en una colina que domina la ciudad. Hermoso el paisaje y se disfruta de la exclamación GOL en los dos extremos opuestos de la ciudad.

Disfruté la compañía de ellos hasta el 31. Cuando llegué, y por una conversación telefónica, me di cuenta de que tenían preparado un viaje para Argentina con un cuñado de mi hija. Ellos tenían un Volkswagen y eran 4. Un viaje tan largo en un carro tan pequeño.

Consideré que les haría incómodo su periplo; así que inventé un negocio que habia dejado pendiente en mi tierra para construir unas lanchas. Lo creyeron y el 31, a las cinco de la mañana inicié un recorrido de regreso que, desde Baurú me llevaría en tren hasta Corumbá, límite con Bolivia. 36 horas de viaje continuo. Caramba si son grandes las distancias allá.

En Bolivia 'disfruté' del frío extremo. Una ciudad a cuatro mil metros sobre el nivel del mar. Muy bonita pero, por el frío, salí muy poco. Ahora entiendo por qué nuestros futbolistas siempre pierden allí.

El Lago de Titicaca es monumental. Un lago de agua salada a 4.100 metros. E inmenso.

En la frontera de Perú no me dejaron pasar y me tocó regresar a La Paz y tomar allí avión de regreso a Colombia.

Comments for My First Trip to Brazil

Average Rating starstarstarstarstar

Click here to add your own comments

Sep 16, 2015
Rating
starstarstarstarstar
Great NEW
by: Anonymous

Brazil is really so beautiful country. You really share with us very interesting incident in your post. I really like it . Its my wish please share with us your more interesting incident of Brazil trip. gymnastics mats UK for sale

Jul 17, 2015
Rating
starstarstarstarstar
Brazil NEW
by: Mikayla Fullwood

What a great article. Thanks you for sharing it with your subscribers.
Lucky you, Brazil is really beatiful country with wonderful culture.
____
OnlineEssayWritingService

Jul 10, 2015
Rating
starstarstarstarstar
Wow! NEW
by: Benjamin Hutcheon

I was pleasantly surprised to find so many useful information on your blog. Thank you very much for sharing your thoughts and discoveries with us. Will keep your blog in bookmarks and`ll look it from time to time. Your posts are really great and here is essay writing website for you

Jun 25, 2015
Rating
starstarstarstarstar
Good post NEW
by: Lucile Hettinger

Hi! First of all, thanks for your site! You have really great articles! May I ask to do a favor for me, please?
I would like to advertise my new project Caketoppers on your site, I really love your content and articles and will pay you the amount you want.
I prefer banner ads, but if you could suggest other ways I will gladly review it, please, answer me!

Thank you!

Click here to add your own comments

Join in and write your own page! It's easy to do. How? Simply click here to return to Foreign Language Experiences.